lunes, 21 de noviembre de 2016

Las mascotas y el duelo

A lo largo de mi vida profesional y personal, me he encontrado con distintos grados de dolor y sufrimiento por la muerte de una mascota.

Para algunas personas, la muerte de su animal, ha supuesto un verdadero trauma, un desgarro y angustia que les ha costado o está costando mucho esfuerzo superar. 

Por otro lado, he visto a personas que aún amando a sus animales, y siendo estos uno más en su familia, viven su marcha con aceptación a pesar del dolor y la tristeza. 

Hace dos años, una persona de mi entorno más cercano, perdió a su perro, mezcla de labrador y golden retrevier. Habían permanecido juntos once largos años, siendo compañeros inseparables. Recibí una carta muy bonita en la que comunicaba que su amigo más fiel había fallecido tras una larga enfermedad muy dolorosa. Viendo que su perro estaba sufriendo muchísimo y no había ningún remedio ni medicación que evitara el dolor, había tomado la decisión más complicada, la de llevarle al veterinario para que dejara de sufrir.

Comentaba que antes de hacerlo, habló con el perro y le contó lo que iba a hacer. Le explicó los motivos y el porqué de la decisión. Explicaba que sintió que su amigo le había entendido, decía que apenas podía moverse y levantó su pata para apoyarla en él dando así su bendición. 

Esta persona, tenía el corazón roto. Acudió al veterinario al día siguiente, y acompañó a su amigo hasta el último momento de su vida.

En la carta agradecía a su amigo todos los buenos momentos que habían vivido juntos, todo lo que había aprendido de él y lo mucho que le había ayudado a superar y vivir momentos complicados de su vida. Le daba las gracias por todos los años de compañía mutua, de amor y cariño, de apoyo incondicional. 

Todavía sigue estando de duelo por su perro y de momento, no quiere volver a tener otro animal.

Hace unos días, otra persona muy cercana a mí, dormía a su gato, habían pasado juntos más de diecisiete años. Al igual que hizo antes con el padre de este gato, permaneció junto a él, mientras le administraban una inyección. Contaba que a pesar del dolor, era parte de su familia y como tal, le acompañó en el tránsito a su muerte.

Se puede llegar a querer mucho a un animal, tanto que su muerte afecta, marca, duele y también conlleva pasar por un proceso de duelo.

Los animales forman parte de nuestra vida, nos acompañan, aman incondicionalmente. El sentir su ausencia, su marcha, el hueco que dejan es normal. Es una señal de que hemos querido y sido correspondidos.

Las mascotas forman parte de nuestras vidas, son nuestra familia.


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.



miércoles, 16 de noviembre de 2016

Taller de Canalización: 3 de Diciembre en San Sebastián

El próximo sábado 3 de diciembre, impartiré un taller de canalización en Donostia-San Sebastián. Será presencial.

Está dirigido a todas aquellas personas que quieren y desean conocerse mejor, aprender a conectar con su energía y cómo utilizarla, y a trabajar el canal que son.

TALLER DE CANALIZACIÓN: 3 DE DICIEMBRE

Este taller tiene como propósito el acercamiento al mundo de la canalización: conoceremos en qué consiste ser un canal y de qué manera podemos trabajarlo.

El taller será teórico y muy práctico, haremos visualizaciones y distintas prácticas como aprender a ver el aura, trabajar con los chakras... con el objetivo de aprender a percibir nuestra propia energía y la que nos rodea, ayudando así, a trabajar el canal que tenemos y somos.

Entre los beneficios de la canalización podemos encontrar el ser más conscientes, la apertura de conciencia, el equilibrio y armonía personal, percibir con más claridad el mundo sutil, observar e interpretar las señales y los mensajes que envían los seres fallecidos y guías..

Los grupos son reducidos. Para reservar la plaza y más información, tenéis el corre del blog: mecomunicacion@gmail.com  


Taller de Canalización 

Sábado 3 de Diciembre en Donostia - San Sebastián.
Horario : de 10.00 a 14.00. 
c/Ferrerias - Olaeta 19 (portal oficinas), puerta 11. 


La imagen es de un mandala mío.

domingo, 30 de octubre de 2016

Recordando a nuestros seres queridos fallecidos

Son fechas especiales para todos aquellos que han perdido a un ser querido. Todos los días recordamos a quiénes han fallecido. Les añoramos, hablamos, contamos nuestra vida, echamos de menos e incluso podemos sentirles junto a nosotros.

Aunque sabemos que siempre están junto a nosotros y nos acompañan allá donde vayamos y hagamos, a veces necesitamos ir al cementerio o al lugar donde aventamos o depositamos sus cenizas. Creemos que allí, podemos sentir su presencia más cerca, ya que nos resulta más fácil contarles cómo nos va la vida, qué hemos hecho, qué cambios y novedades han ocurrido tras su marcha. Podemos decirles cuánto les queremos y les echamos de menos.

Son días en que los sentimientos y emociones pueden estar más a flor de piel. Días de homenajes, de evocaciones y recuerdos, de nostalgia y añoranza, de encuentros y reencuentros, de silencio o de compartir anécdotas con amigos y familiares.

No existe una manera especial de recordarles. Todo es válido y correcto. Desde ir a llevarles flores, cocinar su comida favorita, escribirles una carta, charlar con ellos, cantar su canción, pasear por donde solían hacerlo, encender una vela...

¿Habéis pensando hacer algo especial el día de Difuntos y de Todos los Santos? ¿Cómo vais a vivirlo?


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es el autor. 

jueves, 6 de octubre de 2016

Reflexiones de otoño

Hace una semana entramos en una nueva estación, la de otoño en el hemisferio norte y primavera en el hemisferio sur.

Todas las estaciones tienen su encanto, son especiales. Cada una de ellas tiene su energía, luz y color

Me encanta la luz del sol en esta época, tiñe de color dorado todo lo que toca, consiguiendo que se mezclen los destellos rojizos, ocres, dorados, amarillos y verdes de las hojas de los árboles.

Es una época que invita al recogimiento, a la reflexión, a mirar hacia dentro, al interior. Sólo con observar la naturaleza vemos cómo va cambiando, transformándose. De la frescura y verdor de la primavera pasamos al dorado, a la caída de las hojas.

La energía del otoño, me resulta acogedora, tan dorada, luminosa, llena de color y de matices. No tiene la fuerza impetuosa de la primavera, sin embargo, tiene la calidez que da el paso del tiempo, de la madurez.

Me gusta adaptar la energía de cada estación a mi vida, uniéndome así a los ciclos de la naturaleza. El otoño, es una época que aparentemente tiene un ritmo más lento. Me lleva a profundizar con mayor detenimiento en qué momento me encuentro, invitándome a reflexionar sobre mis planes, ideas y proyectos; qué debo trabajar, madurar, soltar, eliminar, pulir, mejorar.

Si tenéis la oportunidad de ir a un bosque, estar en un jardín, os animo a que meditéis junto a un árbol, observando su transformación, viendo cómo el perder las hojas da lugar a que nazcan nuevos brotes, donde la pérdida se convierte en vida y crecimiento

Nosotros experimentamos lo mismo, las pérdidas, rupturas y crisis, son oportunidades para poder revisar nuestros cimientos, nuestros pensamientos, creencias, ideas, sentimientos, ayudándonos a tener una nueva visión sobre nosotros mismos. Podemos ser más fuertes, crecer y evolucionar, para ello podemos soltar todo aquello que lastra, entorpece, debilita. Podemos ser como las hojas de los árboles, donde su caída da paso a una nueva vida


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Curso de Canalización en San Sebastián: Octubre 2.016 a Junio 2.017

Quiero presentaros los cursos de Canalización que voy a realizar de Octubre 2.016 a Junio 2.017 en San Sebastián.

Qué es canalizar

La canalización consiste en conectar con las energías que nos rodean, desde las más altas vibraciones, guías, seres de luz a las de los seres queridos fallecidos o más cercanos.

Al establecer contacto podremos recibir información que puede resultar beneficiosa en nuestro desarrollo personal y evolutivo.

Quién puede canalizar

La respuesta es fácil, todos.

El curso

Está orientado a todas las personas que quieren conocer, conectar y trabajar con su energía; para así, al diferenciarla de las demás, comenzar a ahondar más en la intuición, videncia e indudablemente, a abrir más el canal que todos somos.

También aprenderemos y trabajaremos la manera de conectar con nuestros seres queridos ya fallecidos, no sólo de manera teórica sino sobre todo, práctica a través de diferentes ejercicios.

La canalización requiere de paciencia y perseverancia, es como ir al gimnasio, a mayor práctica, mejores resultados.

Qué se trabaja
  • Aprender a conectar con el propio canal, es decir, con la energía personal, para saber diferenciarla de la de los demás.
  • Los chakras, armonización y equilibrio de la energía.
  • Teoría y práctica que se irá realizando a través de distintos ejercicios y técnicas -trabajo con cristales, cartas de tarot, ejercicios de telepatía, distintos tipos de videncia-, facilitando el abrir y desarrollar el canal que llevamos dentro.
  • Aprender a transmitir los mensajes que se reciben, tanto de seres queridos ya fallecidos, mediumnidad; como de energías más elevadas, guías, seres de luz o maestros, canalización.
  • Aprender a interpretar los sueños, las señales que recibimos y nos rodean.
  • Meditaciones y ejercicios a través de visualizaciones.
Fechas

El curso comenzará en octubre y terminará en junio.

Está dividido en tres trimestres: de octubre a diciembre, de enero a marzo y de abril a junio; se puede realizar el curso completo y por trimestres individuales, para esta última opción hay que tener cierto nivel de conocimiento sobre la energía personal.

Dos opciones:
  • Miércoles: comienza el día 5 de octubre y termina el 21 de junio. Curso completo y/ trimestral. Dos clases al mes de dos horas y media de duración. Horario de 18.00 a 20.30. 
  • Sábados: comienza el día 8 de octubre y termina el 4 de junio. Curso completo. Una clase al mes de tres horas y media de duración. Horario de 10.00 a 13.30. 
Lugar

c/Ferrerias - Olaeta, 19 (portal oficinas)
Donostia - San Sebastián

Más información

El resto de la información, se aconseja reservar plaza, el precio del curso y fechas, se dará personalmente, a través de la siguiente dirección de correo

mecomunicacion@gmail.com (comunicacion sin acento)


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

lunes, 5 de septiembre de 2016

El tiempo, la vida, la muerte y el amor

El tiempo lo cura todo, es una frase que no gusta escuchar, especialmente cuando estamos pasando por procesos dolorosos como puede ser la pérdida de un ser querido, una ruptura, una crisis. 

El tiempo no cura. Somos nosotros los que sanamos, nos damos el espacio, el tiempo para hacerlo.

Algunas heridas, cicatrizarán antes. Otras, dejarán huellas muy profundas que seguirán doliendo en ciertos momentos de la vida, a pesar de estar ya curadas. Recordándonos que amamos, que estuvimos unidos a seres y situaciones que marcaron un antes y un después.

El tiempo es un compañero de viaje fiel y leal. Marca su ritmo de manera incansable y objetiva, siguiendo un mismo compás. Cuando el dolor está presente, el tic tac de la vida, se alarga, parece no tener fin. Cuando somos y estamos felices, se apresura de tal manera que parece desaparecer sin dejar rastro de su paso.

Cuando morimos, el tiempo transcurre de otra forma, es más tranquilo y sosegado. Los sentimientos prevalecen sobre las ideas. En vida podíamos haber sido el seguidor número uno de un equipo de fútbol, y al morir, no darle la mínima importancia. Es algo que sorprende y que cuesta aceptar. Tendemos a pensar que al morir, seguiremos siendo nosotros mismos, con las misma costumbres, pensamientos, sentimientos, miedos, dudas. Si, seguimos siendo la misma alma, pero más ligera de equipaje, de cargas, de preocupaciones y damos importancia a lo que realmente lo es, el amor.

Cuando estamos muy apegados a la tierra, somos más parecidos a cómo éramos cuando estábamos vivos, aunque diferentes, pues sentimos con el corazón y no con la mente. Siendo el proceso de tránsito, un poco más largo. Cuando entendemos que el vivir es sólo una etapa de una vida eterna, que es una escala en un largo viaje infinito, el tránsito, es más fácil.

Y, si. Tendremos tiempo para reencontrarnos, para volver a recordar que en una, varias o en todas las vidas nos amamos y que compartimos ilusiones y proyectos.

El tiempo marca vidas, etapas, tránsitos. El amor es el enlace que hace posible que volvamos a vernos, a sentirnos; pues el amor cuando es de verdad, permanece inalterable a lo largo de vidas, años, siglos, milenios, eones....


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

jueves, 11 de agosto de 2016

Cursos de Reiki en San Sebastián: Nivel 1 y Nivel 2

Vamos a trabajar con la energía Reiki. a lo largo de dos cursos, nivel 1 y nivel 2, los días 22 y 23 de agosto en San Sebastián.

Reiki es una energía de vibración elevada, hace que la energía del cuerpo que está bloqueada, circule; armoniza, restablece el fluir de la energía en las áreas físicas afectadas y diluye la negatividad anímica.

Se puede trabajar con Reiki ya sea tanto para nosotros, autoayuda; como para los demás, ya sean personas, animales, plantas, alimentos, situaciones, etc.

Los cursos se impartirán en el Centro Gáyatri de San Sebastián.



Información:

Curso Nivel I de Reiki, impartido por Idoia Arratibel.

Día: lunes 22 de agosto
Horario: 10.00 a 19.00

Curso Nivel 2 de Reiki, impartido por Idoia Arratibel.

Día: martes 23 de agosto
Horario: 10.00 a 19.00

Lugar: Gáyatri
 c/Ferrerias-Olaeta, 19 portal oficinas, puerta 11
 San Sebastián.


Para apuntarse y reserva de plazas:
maddireiki@gmail.com, Idoia Arratibel y mecomunicacion@gmail.com, el mío.


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.